LA SALUD DE LOS TUYOS

  •  PREVENIR BAJADAS DE INMUNIDAD Y AUMENTAR SUS DEFENSAS NATURALES.
  • TRATAR LAS ENFERMEDADES COMUNES DE LOS NIÑOS CON TRATAMIENTOS NATURALES.
  • PREVENIR Y TRATAR LAS ALERGIAS DESDE LA INFANCIA.
  • FACILITAR SU RECUPERACIÓN DESPUÉS DE LOS TRATAMIENTOS ANTIBIÓTICOS.
  • FACILITAR QUE AUMENTEN DE PESO Y SU DESARROLLO ÓSEO.
  • DIETAS ADECUADAS PARA LA PREVENCIÓN DE OBESIDAD GENÉTICA.
  • AYUDAR A QUE TU HIJO DESCANSE MÁS POR LAS NOCHES.
  • MITIGAR LA HIPERACTIVIDAD DE TU HIJO.
  • AYUDARLE A GANAR CONCENTRACIÓN Y MEJORAR SU APRENDIZAJE.

La alimentación del niño entre el primer y tercer año

A partir del año, la alimentación del niño deberá diversificarse hasta acabar siendo muy parecida a la de un adulto.

 

En esta etapa, los mecanismos fisiológicos, órganos y sistemas del niño han madurado lo suficiente como para durante el primer y segundo año ir adaptando su alimentación progresivamente y es aproximadamente entre el tercer y cuarto año de edad cuando su sistema digestivo ya está preparado para digerir toda clase de alimentos de forma similar a la que lo hace un adulto, pudiendo acceder a la dieta de los adultos con algunas variaciones.

 

Durante este periodo también se desarrollan las preferencias y manías alimentarias, que estarán condicionadas por variables familiares y genéticas.

 

El niño a partir del año de edad, pasa de no tener un horario y un número de tomas estricto, a tener que ir adaptándose al régimen familiar de 4 a 5 tomas de comida diaria.

LA TEXTURA DE PURÉS, CREMAS O PAPILLAS SE REDUCIRÁN AL NÚMERO DE VECES QUE LA FAMILIA CONSUMA ESTOS TIPOS DE PLATOS.

 

La alimentación de un niño debería ser lo más natural y saludable posible.

Para ello la dieta infantil desde un criterio naturista incluye alimentos como:

 

  • Cereales integrales
  • Proteínas vegetales
  • Legumbres
  • Verduras
  • Frutas
  • Frutos secos
  • Semillas, algas, germinados
  • Aceites de 1ª presión en frío

 

En principio una dieta adecuada, es decir variada, suficiente y lo más natural posible va a cumplir con los requisitos de vitaminas y minerales necesarios para el niño.

 

En algunos casos como en niños:

  • Con poco apetito
  • Que padezcan enfermedades crónicas
  • Que realizen dietas de control de peso
  • Hiperactividad
  • Falta de atención o concentración

Es aconsejable la suplementación de vitaminas y minerales

ADOLESCENCIA = CAMBIOS FISIOLÓGICOS = REQUERIMIENTOS NUTRICIONALES

La adolescencia es una etapa especialmente frágil nutricionalmente, debido a los siguientes factores:

El adolescente tiene mayores necesidades de nutrientes y energía a causa del crecimiento y desarrollo físico, en esta etapa se suelen crear malos hábitos.

Siendo el adolescente susceptible a desarrollar transtornos alimentarios (anorexia y bulimia).

 

LA ADOLESCENCIA ES UN PERIODO DEL CICLO VITAL REALMENTE DIFÍCIL Y HAY QUE ANALIZAR AL ADOLESCENTE DESDE UNA PERSPECTIVA GLOBAL.

Valorando los aspectos físicos, psicológicos y sociales que influyen en el comportamiento alimentario del adolescente.

Es en la pubertad cuando se inician las diferencias entre ambos sexos, niños y niñas. Las niñas comienzan unos dos años antes que los niños.

En general las niñas inician el proceso de la pubertad entre los nueve y catorce años y lo finalizan alrededor de los quince años de edad. Sin embargo, los niños inician el proceso de la pubertad entre los doce y los diecisiete años y los suelen finalizar entorno a los dieciocho años de edad.

 

UNO DE LOS FACTORES POR LOS QUE SE CARACTERIZA ESTA ETAPA ES POR EL FUERTE CRECIMIENTO.

 

Una alimentación óptima durante la adolescencia es de suma importancia para garantizar un adecuado desarrollo de la maduración sexual y la tasa de crecimiento, junto con un aporte de nutrientes suficientes que aporten energía y los elementos necesarios para la formación de estructuras óseas y el correcto funcionamiento del sistema hormonal.

 

A modo de pauta se puede tener como referencia la siguiente distribución calórica:

  • Desayuno 30% de las calorías totales diarias.
  • Comida 40% de las calorías totales diarias.
  • Merienda 10% de las calorías totales diarias.
  • Cena 20% de las calorías totales diarias.

 

Pautas para una alimentación saludable durante la adolescencia

RECOMENDACIONES NUTRITIVAS

Realizar un buen desayuno en casa, así se intentará evitar que los adolescentes se salten esta comida y tendrán menos ganas de consumir alimentos rápidos, una vez que han salido de casa.

 

Sería muy interesante intentar que el desayuno se convierta en una comida en la que toda la familia disfrutara de ese momento para estar juntos.

 

 

El tentempié de media mañana, va a depender del tipo de desayuno que se haya hecho.

Si el desayuno ha sido abundante bastará con una fruta, unos cuantos frutos secos o un zumo. Si el desayuno ha sido escaso y rápido, un bocadillo acompañado de una bebida (zumo o batido vegetal) serán lo adecuado.

 

La comida del mediodía, tiene que aportar variedad de nutrientes, idealmente debe ser la comida donde se recomienda incluir la proteína animal y las verduras crudas (en forma de ensalada)

Realizar cinco comidas al día incluyendo la merienda va a evitar el picoteo continuado.

Por ello la merienda también es importante, preferentemente se realizará a base de alimentos saludables desde un criterio naturista.

Sin embargo, teniendo encuenta que el adolescente necesita una parcela de libertad, puede ser muy saludable psicológicamente permitir que la merienda la decidan ellos, a pesar de que quizás, elijan alimentos no muy saludables.

 

La cena debería de ser lo más temprana posible y no muy copiosa para que dé tiempo a realizar la digestión antes de ir a dormir y para que al levantarse se tenga hambre y se pueda disfrutar del desayuno.

 

Si la comida se realiza en el colegio o en el instituto, el tipo de cena se decidirá en función de lo que se haya comido al mediodía.

Así por ejemplo, si se ha comido espaguetis y pollo a la plancha, para que resulte más o menos equilibrado, se eligirá una sopa de verduras y una hamburguesa vegetal.